Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

¿Azul Verdoso o Verde Azulado?

with one comment

Recientemente se han cumplido los 60 años de la Carta Internacional de los Derechos Humanos, auspiciada por la Organizacion de las Naciones Unidas, y a la que, si se le echa un vistazo y acto seguido se ojea la prensa o se atisba la situacion actual en el mundo, parece que algun ERE la ha prejubilado o esta cercano de hacerlo.Y es que de sus 30 articulos, y pese a estos 6 años, quedan bastantes lejos de ser una realidad.

Rio Patuca

El caso es que en dicha carta, entre otras muchas cosas, no se hizo referencia explicita al derecho a un entorno bien conservado y a determinados recursos naturales que son imprescindibles para la vida, como el agua o el aire, si bien el articulo 25 relativo al derecho a una vida digna, pueda dar cabida a estas reivindicaciones.

Aun así, desde hace varios años se viene reivindicando el derecho al agua como un derecho humano, de manera que esa potestad de disponer de un minimo de agua sea inalienable e inembargable y se extienda a todos los habitantes del planeta, debiendo pues todas las instituciones desde el ámbito local al global, trabajar para conseguir que este derecho sea conseguido. Tal reivindicación ha sido reconocida por la propia ONU en el cercano año 2005,  y a la vez varios paises han recogido en el texto de su Constitucion el agua como un derecho de sus habitantes, el último ha sido Ecuador; y espero que en los proximos años pueda incluir en esa lista a Honduras, aunque por lo pronto ni siquiera los paises Europeos lo hacen, salvo Suecia.

Tomando el ejemplo de Honduras, que pasa por ser el segundo país de Centroamérica con el mayor número y superficie de masas de agua y sin embargo los problemas de abastecimiento son corrientes y pese a las estadísticas, se puede decir que practicamente todas las áreas rurales tienen problemas de abastecimiento tanto por calidad como por cantidad. ¿Factores? Pues numerosos, tanto la insuficiente red de transporte, distribución y saneamiento (esta última practicamente testimonial en todo el país) que hace que haya un consumo excesivo, un porcentaje de pérdidas y distribución elevadisimo y sobre todo que lo que se devuelve en cantidad, perjudique y bastante a la calidad. Por otro lado, la ordenacion de las cuencas es el reto pendiente, una ordenacion que tras el Huracan Mitch (del que se cumplieron diez años justo cuando llegué a Honduras) la Union Europea ha financiado y que aún está por hacer. Y en la misma se deberá atender tanto a cómo satisfacer la demanda de agua en las diferentes poblaciones, como a la regulacion de las actividades que se dan dentro de las mismas (agricolas, ganaderas, cafetaleras, forestales, …) y los problemas derivados de las comunidades, que aunque no son muy numerosas en habitantes, si están muy dispersas.

Rio Choluteca a su paso por Tegucigalpa

De lo que si que parece que se empieza a tener conciencia es que el uso desmedido del bosque, el desnudar laderas para poder plantar frijoles o cafe, o la tala ilegal de bosques enteros, están teniendo consecuencias importantes como la perdida de volumen de las quebradas y pequeños rios (de los que fundamentalmente se abastecen estas comunidades) o la merma de la productividad de los campos (se han recuperado las plantaciones de cafe en sombra porque, pese a producir menos cantidad por cosecha anual frente a las de sol, el suelo permanece productivo hasta el triple de años, el problema es que estas plantaciones en sol deforestaron una gran cantidad de laderas que tardarán en recuperarse) y con ello se toma conciencia de la necesidad de conservar el bosque para conservar el agua.

Además, Mitch y otras tormentas tropicales posteriores han demostrado que el agua también puede tener efectos devastadores, y que también en eso un bosque bien conservado puede tener un efecto muy positivo, y teniendo en cuenta que Honduras es a dia de hoy el pais mas vulnerable ambientalmente hablando de toda Latinoamérica, se trata de una cuestion importante.

Uno de los retos está en lograr que estos “servicios ambientales” que generan las comunidades rurales, en forma de bosques maduros bien conservados y agua en cantidad y calidad excelente les sean compensados, de manera que puedan acometer las instalaciones necesarias para disponer de agua y electricidad “corrientes”.

Esta entrada ha sido editada para quitar toda referencia a la canción de Guillermo Anderson porque este, lejos de ser fiel a su perfil de defensor de la naturaleza en Honduras, se ha posicionado junto a los especuladores que quieren hacer negocio con los recursos del Parque Nacional de Pico Bonito, aún a costa de destruir el mismo, por lo que los mensajes de sus canciones han dejado de tener credibilidad para ser puro y duro marketing.

Anuncios

Written by Juanjo Amate

22 enero 2009 a 22:55

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. En relación con la necesidad de un derecho fundamental al agua os dejo un enlace de un artículo reciente de Victor M. Sánchez

    http://www.reei.org/reei%2016/doc/SANCHEZ_Victora.pdf

    Saludos

    Jose M. Tripiana

    21 febrero 2009 at 11:25


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: