Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

5 céntimos

with one comment

Si, esa cantidad de dinero, según los calculos que he hecho en base a mi factura media de luz en el mes de Febrero y teniendo en cuenta que fue casi una hora de apagón, es la que dejó de ingresar la compañía eléctrica fruto de mi acción reivindicativa del pasado martes.

Puede parecer una tontería, como tampoco será muy significativa la incidencia en el consumo de energía durante ese periodo. Ya sabemos que no podemos hablar de ahorro puesto que la energía se tuvo que producir de igual manera, pese a que no fuera consumida, aunque hubo posibilidad de hacer previsiones y anticipar un menor consumo y por tanto, las empresas generadoras de electricidad pudieron haber generado menos, ahorrando con ello costes, emisiones de gases de efecto invernadero y por supuesto consumo de combustibles fósiles y material radiactivo (que no olvidemos que son las principales fuentes de abastecimiento energético de nuestro estado).

Sin embargo con datos de demanda real prevista y estimada en la mano durante esa noche (tomados por ejemplo de la página de Jumanji Solar) vemos que la estimaciones de las compañías electricas se desviaron en torno a un 4’6 %  sobre el consumo real, cuando la noche anterior sólo lo hicieron un 1’4 % (si, pudo ser San Valentín y la iluminación a base de velas …).

De igual manera un 4% (o un 3 % más de lo habitual) puede parecer una cifra irrisoria, pero si esos cálculos nos llevan a la cifra de 1 millón de hogares que se sumaron a la iniciativa … la capacidad de movilización y el calado del mensaje es más que patente. Si además trasladamos esos datos a cifras económicas, seguro que el pellizquito que dejaron de ingresar las compañías electricas no es grande pero ahí está.

¿y ahora? Es lo que se debe preguntar la gran mayoría de los que secundaron el apagón, cuando hacer el próximo, me enteraré también a través de las redes sociales, volverán a sumarse las organizaciones de consumidores y alguna, muy pocas, fuerzas políticas.

Pues ahora creo que es el turno de la automovilización, de ser capaces de hacer lo mismo a cada momento, de usar de una vez la energía de una manera eficiente y racional, de gastar sólo aquella que se requiere y creo que sobre eso ya nos han dado muchos consejos e ideas en los últimos años.  Imagina un millón de hogares que gastan 5 céntimos menos de energía al día, 1’5 euros al més, 18 euros menos al año, 18 millones de euros menos para las compañias electricas.

¿cuando en la próxima entonces? Pues ahora.

Anuncios

Written by Juanjo Amate

17 febrero 2011 a 14:11

Publicado en Remiendos

Tagged with ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] para medir su influencia (algo así como la suma de dos ideas sobre las que cayó un remiendo, 5 céntimos y La influencia) ¿No estaremos menospreciando nuestra capacidad de cambio como individuos pero […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: