Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Archive for septiembre 2011

Un viaje al Medievo (Toscana IV)

leave a comment »

Puede que a veces ya no sea slow, no es que parezca que la vida fluye más lenta, tampoco es decrecimiento, es más bien un retroceso, un viaje en el tiempo hasta hace varios siglos.

Esas situaciones suelen ser pintorescas, llamativas, pero llevadas hasta el extremo, convertirse en algo tan pasional que desborde todo sentido común.

Una de esas manifestaciones es el Palio de Siena, la carrera de caballos que cuenta con una tradicion histórica que se remonta hasta nueve siglos atrás según en qué se fije su origen (carreras de caballos de nobles o de ciudadanos. Una historia bastante bien explicada aqui.

Innegable el espectaculo que supone esa Plaza abarrotada hasta los topes, las calles adornadas con los banderines de los diferentes barrios (antaño eran gremios profesionales) a los que representan, colorido que llega a camisetas y demás indumentaria del paisanaje.

Tensión en la plaza momentos antes del inicio de la carrera, llevada al extremo en el momento de la alineación de los caballos y la orden de salida, que ha de cumplir rigurosamente con las normas establecidas (y en medio de tanta tensión, hacer obedecer al caballo es muy difícil).

Tras minutos de contención extrema para al final, una explosión de sentimientos. Las de los vencedores en alegria desbordada, las de los perdedores en una frustación dificilmente contenible. Los espectadores atónitos ante el espectáculo.

Y justo ahora, con todo a flor de piel, cualquier gesto, por incomprendido, por incoherente con una tradición basada en los modos de pensar de hacer cientos de años, puede ser la espita que desboque en algo muy diferente … ¿ira?¿enfado?¿los efectos del alcohol, la confusión o la frustración? O simplemente una pose muy bien medida para evitar seguir estando en la picota de las organizaciones proteccionistas de animales con críticas hacia el sufrimiento de los caballos y no darle más argumentos.

Y es que a veces viajar al medievo puede hacer que lo que tu entiendes como normal, para otros sea una agresión en toda regla, no en vano hace siglos se quemaba a los acusados de brujería por pensar que a través de ciertos ritos “ te robaban el alma“, algo que aún hoy tribus indígenas creen que les puedes hacer a través de tomarles una foto. A ver si es que ese sentimiento, aunque reprimido está latente en nuestro civilizado mundo occidental y emerge en ciertas situaciones.

No creo que sea cuestión de estados o de territorios (bastantes ejemplos tan irreales pueden echarnos en cara desde Siena), cda uno vive las tradiciones como las siente, y que pierdan los papeles los hay en Cofradías, como hay CristianosRonaldos en Tordesillas y los habrá en el barrio de Onda de Siena. Pero es lo que puede tener viajar al Medievo, o a una recreación del mismo, que quieran quemarte en la hoguera.  Es curioso pensar que ya Leonardo da Vinci sufriera ciertos modos de pensar y parezca que trás varios siglos estos no se hayan esfumado.

Si alguno ve el alma de algún caballo en una de estas fotos, digamenlo, si hiere sensibilidades, también, pero yo lo unico que veo es un jinete y su grupo cabreados y un caballo sacado a rastras del Palio para ser sacrificado minutos depués porque las heridas que se hizo durante la carrera eran irrecuperables. O puede que esa culpa fuese la que se expresara en forma de agresividad frente al foráneo, hagánselo mirar.

O mejor, tómenselo a chufla por una vez, mejor si además lo acompañan de un Campari Soda.

Written by Juanjo Amate

30 septiembre 2011 at 13:34

Grandes sueños y pequeños gestos

leave a comment »

No pienso ser yo el que de un apice más de popularidad a ese broker que sueña con que todo vaya un poco peor simplemente para ver si es capaz de hacer un poco más de dinero. La codicia personificada podeis conocerla aqui.

Pero más allá de repugnante, su discurso al menos tiene algo diferente, no era dificil saber que se estaban haciendo estas cosas y que esta era la hoja de ruta no desvelada de muchos de los causantes de la crisis financiera que ha derivado en una crisis económica o agravado la crisis ambiental que sufrimos desde hace años (y casualmente hoy entramos en déficil ecológico en el planeta tierra).¿A qué viene ahora tal arranque de sinceridad? Pues yo lo veo claro, puro marketing, a buen seguro ya habrá varios fondos de inversión, numerosas “Standar&Poor’s”  y otras “BarrickGolds” que le hayan ofrecido una suculenta cantidad a cambio de poner su know-how para ganar dinero especulando con la crisis a su servicio.Vamos, una muestra de la austeridad que nos exigen.

Nada nuevo bajo el sol, la situación actual ha dejado si cabe más a la vista que muchos tienen puesto precio a sus escrúpulos, aunque lo vistan de arranque de sinceridad o simplemente de silencio interesado. No hay otro modo de entender como un negacionista de los aspectos vinculados al cambio climático (tirando de manual de la mejor escuela Thatcheriana) ahora lanza un índice, via el Global Adaptation Institute, que mide dónde se dan las mejores oportunidades para hacer negocios con el mismo. A ver si nos aclaramos … ¿no quedamos en que no había tal cambio climático? ¿que adaptación y qué oportunidades va a haber en torno a algo que según tu, los tuyos y algún primo de los tuyos no existía?

Pero también encuentro una malintencionada actitud tras estas declaraciones, algo así como: “Hagáis lo que hagais, cambieis el gobierno, os manifesteis, boicoteeis ciertos productos o a ciertas corporaciones, no vais a tener ningún exito. Sólo podeis lamentaros y tratar de aguantar a que todo pase”. Tratar de minar las ganas de unos pocos individuos más, que ahora sean ellos los que bajen los brazos.

Puede que lo que busquen sea que nos invada el Sindrome de la Insignificancia del que habla Ramon Folch y al que se refieren en este artículo. No se trata de hacer nada, se trata de hacer algo dentro de nuestras posibilidades y teniendo en cuenta la escala correcta para medir su influencia (algo así como la suma de dos ideas sobre las que cayó un remiendo, 5 céntimos y La influencia) ¿No estaremos menospreciando nuestra capacidad de cambio como individuos pero también como miembros de algo colectivo?

Decía Saramago que hay dos superpotencias, una de ellas era Estados Unidos, que por lo que percibimos ha cedido su hegemonía a los Mercados, la otra, decía, era la opinión pública … ¿o es que también hemos cedido la nuestra?

Written by Juanjo Amate

27 septiembre 2011 at 17:05

Las manos manchadas de Barrick Gold

with 2 comments

soy lo que dejaron

soy todas las sobras de lo que se robaron

Recuerdo perfectamente cuando fue la primera vez que me hablaron de Barrick Gold, fué hace poco más de cinco años, en Oruro, en el altiplano boliviano y posiblemente lo hiciera Daan Jaansens o Cesar Padilla.

Allí conocí los entresijos de la minería de metales preciosos, cómo la extracción de oro y plata era una de las actividades más contaminantes y a la vez se hacía con mayor impunidad, sin ningún tipo de control o legislación que impidiera muchos de sus nocivos efectos. Seguro que fué la primera vez que apuntaron a Barrick Gold como la compañía minera más sucia del planeta, por sus métodos de extracción y creo también que por su comportamiento sobre el respeto hacia la soberanía de los pueblos indigenas.

tu no puedes comprar el viento, tu no puedes comprar el sol

tu no puedes comprar la lluvia, tu no puedes comprar el valor

tu no puedes comprar las nubes, tu no puedes comprar los colores

tu no puedes comprar mi alegría, tu no puedes comprar mis dolores

Desde entonces he seguido la pista del proyecto Pascua Lama, por desgracia no el único de los que trata de desarrollar Barrick Gold pero si el que mayor contestación social está recibiendo. Ya sea a través del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, de CATAPA o de la OCMAL (en este artículo podéis encontrar mas información de todos ellos) he ido siguiendo las atrocidades, el hostigamiento, las lucha, las derrotas y las victorias que se dan en torno a Pascua Lama. De hecho este proyecto fué unos de los referentes en la Conferencia Internacional sobre la Minería sobre la que cayó un remiendo desde Antigua hace ya dos años , donde Leire nos contó muchos entresijos del proyecto.

Ya bastantes buitres tenía en plantilla Barrick Gold como para seguir haciendo fichajes, pero claro, aquel que ya traía las manos sucias, qué remilgos va a tener para seguir manchándoselas, un día será armamento, otro oro,  después diamantes para terminar especulando con alimentos. Al fin y al cabo no es la materia en sí, sino el dinero que hay detrás lo que atrae a estos carroñeros. Para JMA la hoja de ruta es clara, si hace una decada aprobaba leyes que han favorecido que se esquilme el mercado inmobiliario en España para varias generaciones, después han coqueteado con inversiones víricas que han dejado a buena parte de la banca internacional sin defensa alguna y con el mercado energético en busca de suculentas primas y ahora fijan su vista en la especulación de materias (la onza de oro no ha parado de crecer de precio en los últimos años, convirtiéndose en un refugio de grandes capitales avidos de inversión rentable a la vez que ràpida) veremos cual es la jugada, eso si, estos jueguecitos de Monopoly seguimos financiándoselos entre todos a través de su pensión vitalicia, vamos, como ponerle pensión hasta al Capitan Morgan para que siguiera asaltando barcos en el Caribe.

A veces prende en Latinoamérica el sentimiento de que los españoles les robamos mucho, y aunque pueda parecer que ese mucho puede contarse en onzas de oro y plata, a buen seguro fue más lo incontable que nos trajimos. Pero echando cuentas, es más lo que les están robando actualmente las transnacionales, en cantidad, en valor y en lo inmaterial, y ante esto si que no se puede ser complice, ya sea desde este lado de la brecha o desde aquel, donde muchas veces se acepta el saqueo en pos de un espejismo de desarrollo y bienestar que no llega. Será porque ese desarrollo y ese bienestar viene caminando, de la mano de todos, sólo tenemos que ir a acompañarlo.

Armonía natural (Toscana III)

leave a comment »

Escaparnos a vivir al campo.

Los hay que sueñan/soñamos con eso y tratamos de ir orientando nuestra vida para que un día sea posible. Pero con frecuencia lo que parece utópico para algunos, los que ya lo han intentado lo señalan como casi heroíco, aunque los hay que pese a todo lo han conseguido. En unos casos es un mundo rural que casi agoniza falto de actividad y en otras son unas zonas rurales cuya identidad han sacrificado para tener algo de actividad. ¿Habrá termino medio?

Ese término medio fue una de las sensaciones que tuve en muchos de los pueblos de la Toscana, la de tener actividad, dinamismo sin haber sacrificado su esencia. De una u otra manera han logrado seguir vivas sin vender su alma al diablo de la construcción de viviendas. Cuando eso puede verse en las cercanías tanto de grandes capitales, como Florencia, como de ciudades medias como Siena, sin duda es fruto de que algo se ha hecho de modo diferente a como lo hemos sufrido en España, donde no se ha librado nada medianamente cercano a en 100 kms a una ciudad, por pequeña que fuera esta.

Y esa armonía se palpa en la conservación del patrimonio, en forma de calles o edificios, que no ha sido necesario cambiar para facilitar el paso de coches. Es visible en los campos  agrícolas que casi actúan como huertos de las propias casas, mostrando así que lo que es una agricultura amable y nada intensiva. Ya sea esa agricultura, sus vinos o sus quesos, los restaurantes en los que degustarla, talleres de artesanos o de reparación (que no todo es cultura de usar y tirar) de tapicería, muebles o bicicletas, pequeños establecimientos donde alojarse, pequeños despachos de profesionales en las más variopintas ramas o microempresas para trabajos más manuales. De eso se vive en la Toscana.

No se ven pancartas reclamando una Autovía Ya amparándose en el argumento del crecimiento y el desarrollo económicos, algo que de ser verdad, haría que España estuviera a la cabeza de Europa. Aqui saben cual es su patrimonío de verdad, natural, cultural, social o económico, y saben que para disfrutarlo hay que aclimatarse a otra manera de vivir las cosas, más tranquila, en la que deleitarse. Saben que la Toscana no se disfruta desde dentro de un coche a 100 km/h. Te van a seducir las sensuales curvas hasta llegar a alguno de sus caseríos o pueblos por entre campos de cereales o viñas, saben que te van a conquistar cuando te tengan con los pies en el suelo, levantes la cabeza para mirar sus torres, afines el olfato para encontrar de donde viene el olor a pecorino o el gusto para encontrar el sabor afrutado de un Madre Terra ecológico. Saben que estarás rendido a su pies cuando te agaches a beber el agua fresca de alguna de sus fuentes o te sientes a degustar unos funghi porcini.

Comparar la Toscana con la Ítaca particular puede ser aventurado, sobre todo por la distancia, por lo que ¿habrá una Ítaca algo más cerca? Toca seguir en camino …

Written by Juanjo Amate

24 septiembre 2011 at 18:36

Luca, la ciudad de las bicicletas (Toscana II)

leave a comment »

No debe ser casualidad que una de las escenas más recordadas de La Vida es Bella ocurra en una plaza de una ciudad de la toscana italiana.

Puede que el cine refleje en esta escena, o en otras de Cinema Paradiso o El Ladrón de Bicicletas, el papel de las mismas en las ciudades, no eran ni son un mero accesorio. Quizás otro ejemplo sea que mientras tanto en España las películas se llamaban Muerte de un ciclista … o Sor Citroen.

Otro de los elementos imprescindibles de la toscana es la bicicleta, puede que como reminiscencia de años pasados de los que aún no acaba de desligarse, puede que como ejemplo de altura y distancia al suelo desde la que se observan mejor las cosas y la perspectiva es la óptima para disfrutarlas , puede que como reflejo de esa vida slow de la que hace gala ….

Detalles como que junto a la principal estación de trenes de la toscana exista una cooperativa de trabajo para colectivos desfavorecidos que alquile bicicletas (y tandems) para visitar la ciudad, encontrarte alforjas y otros elementos para bicicletas hechos de manera artesana o que la imagen de una bici (en muy diferentes versiones) sea usada como emblema en camisetas de recuerdo para turistas son también buenos ejemplos del papel que juega la misma.

Y de entre todas, Luca, ciudad amurallada, con una maraña de callejuelas, con su torre coronada por encinas, es sin duda alguna una ciudad tomada por bicicletas. Esa muralla que antes la protegió del asedio de enemigos, ahora protege su corazon de vehiculos a motor, y hasta el momento lo consigue.

Written by Juanjo Amate

14 septiembre 2011 at 18:17

Publicado en Remiendos

Tagged with , , ,

Rojo, Blanco y Verde (Toscana I)

leave a comment »

Rojo, blanco y verde.

Tierra, Agua y Arboles.

Mármol blanco tallado, piedra sobre piedra para levantar torres, pigmentos sobre fresco para decorar cupulas, tejas, puentes, murallas, vias, plazas y cultivos.

El Orcia, el Arno, Bagno Vignoni, fuentes y acueductos.

Robles, viñedos, un trigo que muta de color verde a amarillo.

Un viaje en tiempo, a estar lo más cerca posible del Renacimiento, de épocas pasadas donde había otro vínculo más estrecho con la tierra y lo que produce. A otros tiempos que pasaban más lentos, slowly, slowly, como si fueran a pie o en bicicleta.

Written by Juanjo Amate

9 septiembre 2011 at 19:41

Publicado en Remiendos

Tagged with , ,