Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

La caducidad de la memoria

leave a comment »

Para el que no lo recuerde, hace nueve años, en estos momentos, un buque petrolero monocasco sufría una vía de agua frente a Finisterre. Era el Prestige y un cúmulo de circunstancias y decisiones políticas originaron la mayor catástrofe ambiental que ha vivido nuestro estado. Una catástrofe empeorada por la mala gestión de quienes quisieron esconder bajo la alfombra el buque alejándolo de la costa para que se convirtiera en un problema de índole internacional y sólo lograron que se rompiera más y que se esparciera más su contenido.Puede que aquella gran ola de solidaridad fuese un ejemplo de que el 15M no es algo nuevo y diferente, sino un sentimiento que se aletarga durante temporadas, pero que está ahí aunque sea latente.

Una catástrofe que negaron y minimizaron para no tener que actuar, para eludir responsabilidad, aquellos que ahora acusan al actual gobierno de haber empeorado la crisis económica actual por no haberla reconocido a tiempo ¿les suena?

Pues bien, debe ser que la memoria tiene fecha de caducidad y que nueve años han bastado para que aquellos irresponsables hayan regresado a primera línea política con mejores perspectivas de tener responsabilidades de gobierno que nunca.

Y eso que, visto lo ocurrido en Grecia y en Italia, el cambio de gobierno no servirá para nada, da igual que haya al frente del ejecutivo tecnócratas o políticos curtidos, los mercados seguirán voraces, igual poniendo al frente del ejecutivo a un ex-militar, como en Guatemala, la situación se torna más benévola.

Pero con estos antecedentes, el que escondió la cabeza y negó la mayor durante el Prestige, el que intentó mentir, se me antoja incapaz de poder plantar cara a la situación actual, ser honesto y sacarnos de esta, incapaz de dar la cara cuando se equivoque o vengan malas, incapaz de hacer lo correcto aunque no sea lo mejor para él y los suyos. Así que mal nos va a ir.

Esperemos que ese sentimiento de rebedía sea el que no caduque nunca, esa esperanza nos queda.

Anuncios

Written by Juanjo Amate

14 noviembre 2011 a 17:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: