Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Archive for the ‘Lecciones’ Category

¿Cabe la renta básica en este modelo?

leave a comment »

Hace ya unas semanas tuve ocasión de asistir a una charla sobre Renta Basica ofrecida por Daniel Raventós, La Renta Básica no es una Utopía, un titulo que a priori puede parecernos esperanzador, pero todo depende de lo que entendamos por utopía.

De entrada señalar la muy completa aproximación a este término y sobre todo los argumentos para desmontar las principales críticas que esta inciativa recibe, como son la imposibilidad de ser financiada, el efecto llamada frente a otras regiones que generaría o que sólo es posible en paises económicamente ricos.

Además fueron interesantes las reflexiones en torno a cómo además de servir para luchar contra la pobreza, la Renta Básica incrementaría la libertad de la ciudadanía, entre otros aspectos en el laboral, evitando la “necesidad” de desempeñar ciertos trabajosy con ello fomentanto la innovación tecnologíca.

Sin embargo me queda una duda, y es que veo el modelo perfectamente válido para el escenario actual, pero echo en falta en él una aspiración aun mayor, la de lograr cambiarlo. Según la propuesta presentada e incluso estudios realizados el modelo se sosteniene económicamente, pero … si se avanzara en cuestiones como el decrecimiento, logrando contraer la economía hasta unos límites que aseguren la equida y la sostenibilidad en el uso de los recursos naturales ¿que ocurriría con esta renta básica? Entiendo que debería plantearse en terminos decrecientes igualmente, y por tanto, lejos de ser una medida finalista, creo que debería plantearse como una medida “en transición“, asumiendo desde el inicio que la aspiración es que sea un medio para lograr cambiar el sistema actual.

Y en ese mismo sentido, creo que la propuesta de Renta Básica tiene a dia de hoy un elevado contenido político, y quizas por eso se contagia de cortoplacismo, si, ponerla en marcha para reducir la desigualdad en la distribución de la riqueza pero ¿para qué? Como bien señalaba Daniel Raventós, acompañado de mucha sensibilización para cambiar el actual modelo de consumo de productos “fast and low cost“. Sin embargo precisamente por su contenido político o bien se asume de una manera global y conjunta o bien acciones como el “dumping social” irían en aumento.

Además creo que habría que indexar la renta básica con otros indicadores, como podría ser la huella ecológica, para que además de buscar un reparto equitativo de la riqueza económica, lo hiciera de la riqueza natural, es decir, que entendiera que la riqueza de los territorios deber medirse tanto en terminos de renta disponible como de recursos naturales disponibles, así entiendo que se lograría una perspectiva más ligada a la sostenibilidad y fijar pasos en esa transición hacia un mundo más equitativo en todos los sentidos.

Dice Galeano que la utopía nos sirve para caminar, de ahí que no denoste el valor utópico de la renta básica, sobre todo si creo que debe ser, más que un fin en sí mismo, un instrumento que, combinado con otros, logre cambiar el mundo.

Written by Juanjo Amate

10 noviembre 2012 at 13:41

La inteligencia y la multitud

leave a comment »

La multitud, el crowd.

Mucho se habla de ciudades y territorios inteligentes, pero … ¿que las diferencia de los que no lo son? Al fin y al cabo los componentes son los mismos, paisajes y paisanajes. Por lo que si la hay, debe estar en otro sitio la diferencia, quizás en las relaciones intra e inter ambos. ¿será la inteligencia ese eter que aparece, a modo de cemento, entre los elementos de un grupo cohesionado? Algo así …

La tribu es más poderosa que la politica, pesa más el sentimiento de grupo que las estrategias, la cultura es lo determinante. Y lo vemos a diario, con frecuencia se replican modelos de otros lugares, sin que alcancen el mismo exito. ¿cuantos españoles no tienen una bicicleta en su garaje sin que por ello se decidan a usarla a diario como medio de transporte? Es la cultura, tonto, lo que nos diferencia de los holandeses en eso.

Y para cambiar la cultura es necesaria una eficiente comunicación, quizás por eso están al alza los espacio Co- , la cultura colaborativa, el bien común. Poco a poco entendemos que frente a la competencia voraz que ha caracterizado los señalados como periodos de bonanza, ahora toda pensar menos en el yo y más en el nosotros, será la unica forma de salir de esta, hacerlo conjuntamente, sin dejarse a nadie en el camino.

Written by Juanjo Amate

13 septiembre 2012 at 19:21

Nuestra huella en el agua

leave a comment »

He comenzado este 2012 tras las huellas del agua en Almería y repasando documentos y datos en torno a la movilidad y he aquí que fui a dar con un dato curioso. A menudo cuando nos referimos a los efectos ambientales y sociales del transporte aparece la Huella de Carbono como uno de los indicadores de referencia y muchas veces parece que más allá de emisiones de Gases de Efecto Invernadero y afecciones al territorio, los efectos suelen quedarse ahí.

Sin embargo dí con una publicación que hablada de las 10-Things – The energy water collision en especial un grafico dedicado al consumo de agua requerida para la producción de combustibles para el transporte y otra referida al consumo de agua necesaria para la generación de energía. Unos datos que ya tuve la ocasión de mostrar en la charla  Planificando la Movilidad en la que desgranaba los diez aspectos que creo que debe abordar un plan de movilidad urbana y en un intento de poner de manifiesto que a la hora de diseñar estrategias de movilidad hay que tener en cuenta otros efectos que pueden generarse, como en este caso es la huella hídrica.

Refiero esto porque a la luz de los datos, y desde la perspectiva de la huella hidrica, puede ser más eficiente el uso de combustibles fósiles, debido a que en su proceso de transformación se emplea menor cantidad de agua que en caso de biocombustibles o en la generación de electricidad en centrales térmicas o nucleares. Creo que son datos que requieren pararse a pensar, se habla de que los vehículos eléctricos pueden ser una alternativa válida para solucionar problemas como el agotamiento de las reservas de petroleo barato o la contaminación en las ciudades, pero dependiendo del origen de esa electricidad puede que tan sólo estemos trasladando el problema de lugar. Aparece aqui de nuevo la sombra de los NYMBY (Not in my back yard / No en mi patio trasero) que tantos ejemplos nos dejan en forma de impactos sociales y ambientales, el más reciente con la polémica sobre el ATC de Villar de Cañas.

Si seguimos abasteciendo nuestro consumo energético a partir de centrales térmicas y nucleares, la generalización del coche eléctrico en grandes ciudades, como Madrid, solo serviría para trasladar la boina de contaminación de esta ciudad hasta Carboneras o As Pontes, hacer necesario un nuevo ATC y por tanto crear otro NYMBY o bien disparar la huella hídrica en un territorio que no pasa por ser precisamente húmedo y peores perspectivas que tiene de confirmarse la elevación de la temperatura fruto del cambio climático. Si la reducción de la contaminación ambiental derivada del transporte se hace a través de biocombustibles, solo enviaremos más lejos el problema, a países en desarrollo de Africa o América del Sur, pero no los evitaremos.

Agua, transporte y efectos ambientales en paises en desarrollo

Queda patente de nuevo la necesidad de actuaciones en un amplio múmero de aspectos para poder corregir  problemas que vemos que se ramifican para tener amplios y muy numerosos efectos. Y hablando de transporte, vemos necesarias muchas transiciones, una transición hacia modelos de ciudad más cercanas, proximas y mejor conectadas.

Una transición hacia una movilidad que cada vez sea menos motorizada, especialmente en el interior de la ciudades.

Una transición hacia medios de transporte  más eficientes desde un punto de vista energético.

Una transición hacia una energía generada de una manera menos contaminante y más renovable y que tenga unos impactos sociales y ambientales, como el de la huella hídrica, cada vez menores.

Una transición …

Como también apunté en la presentación, nuestra condición de seres sociales hace que necesitemos desplazarnos para satisfacer las demandas de nuestras relaciones, sean de tipo afectivo o relacional, profesional, de ocio, … lo único que tenemos que aprender es a hacerlo de la mejor (desde un punto de vista social y ambiental) manera posible.


Vinculos agua, energía y movilidad

Be water my friend, múevete como el agua.

Written by Juanjo Amate

20 enero 2012 at 14:31

Viejunos

leave a comment »

No hay que luchar contra el mundo viejo, ni siquiera hay que debatir con él. Hay que dejarlo morir en paz, sin molestarlo.

Inspirado por la plañidera Lucia Etxeberría sobre unas líneas que le dedica Hernán Casciari explicándole cómo funciona el proyecto Orsai, donde 7000 pagan para que más de seiscientosmil disfruten leyendo … y todos tan contentos.

Pero extrapolado a otro ámbito donde dinosaurios y hombres del bronce pelean por la hegemonía con personas del siglo XXI empeñadas en mostrar que hay otra manera de hacer las cosas y que ésta es la única que sirve para cambiar esta sociedad. Es imposible enseñar a alguien a montar en bicicleta si no se sabe montar.

Written by Juanjo Amate

21 diciembre 2011 at 19:17

Grandes sueños y pequeños gestos

leave a comment »

No pienso ser yo el que de un apice más de popularidad a ese broker que sueña con que todo vaya un poco peor simplemente para ver si es capaz de hacer un poco más de dinero. La codicia personificada podeis conocerla aqui.

Pero más allá de repugnante, su discurso al menos tiene algo diferente, no era dificil saber que se estaban haciendo estas cosas y que esta era la hoja de ruta no desvelada de muchos de los causantes de la crisis financiera que ha derivado en una crisis económica o agravado la crisis ambiental que sufrimos desde hace años (y casualmente hoy entramos en déficil ecológico en el planeta tierra).¿A qué viene ahora tal arranque de sinceridad? Pues yo lo veo claro, puro marketing, a buen seguro ya habrá varios fondos de inversión, numerosas “Standar&Poor’s”  y otras “BarrickGolds” que le hayan ofrecido una suculenta cantidad a cambio de poner su know-how para ganar dinero especulando con la crisis a su servicio.Vamos, una muestra de la austeridad que nos exigen.

Nada nuevo bajo el sol, la situación actual ha dejado si cabe más a la vista que muchos tienen puesto precio a sus escrúpulos, aunque lo vistan de arranque de sinceridad o simplemente de silencio interesado. No hay otro modo de entender como un negacionista de los aspectos vinculados al cambio climático (tirando de manual de la mejor escuela Thatcheriana) ahora lanza un índice, via el Global Adaptation Institute, que mide dónde se dan las mejores oportunidades para hacer negocios con el mismo. A ver si nos aclaramos … ¿no quedamos en que no había tal cambio climático? ¿que adaptación y qué oportunidades va a haber en torno a algo que según tu, los tuyos y algún primo de los tuyos no existía?

Pero también encuentro una malintencionada actitud tras estas declaraciones, algo así como: “Hagáis lo que hagais, cambieis el gobierno, os manifesteis, boicoteeis ciertos productos o a ciertas corporaciones, no vais a tener ningún exito. Sólo podeis lamentaros y tratar de aguantar a que todo pase”. Tratar de minar las ganas de unos pocos individuos más, que ahora sean ellos los que bajen los brazos.

Puede que lo que busquen sea que nos invada el Sindrome de la Insignificancia del que habla Ramon Folch y al que se refieren en este artículo. No se trata de hacer nada, se trata de hacer algo dentro de nuestras posibilidades y teniendo en cuenta la escala correcta para medir su influencia (algo así como la suma de dos ideas sobre las que cayó un remiendo, 5 céntimos y La influencia) ¿No estaremos menospreciando nuestra capacidad de cambio como individuos pero también como miembros de algo colectivo?

Decía Saramago que hay dos superpotencias, una de ellas era Estados Unidos, que por lo que percibimos ha cedido su hegemonía a los Mercados, la otra, decía, era la opinión pública … ¿o es que también hemos cedido la nuestra?

Written by Juanjo Amate

27 septiembre 2011 at 17:05

Armonía natural (Toscana III)

leave a comment »

Escaparnos a vivir al campo.

Los hay que sueñan/soñamos con eso y tratamos de ir orientando nuestra vida para que un día sea posible. Pero con frecuencia lo que parece utópico para algunos, los que ya lo han intentado lo señalan como casi heroíco, aunque los hay que pese a todo lo han conseguido. En unos casos es un mundo rural que casi agoniza falto de actividad y en otras son unas zonas rurales cuya identidad han sacrificado para tener algo de actividad. ¿Habrá termino medio?

Ese término medio fue una de las sensaciones que tuve en muchos de los pueblos de la Toscana, la de tener actividad, dinamismo sin haber sacrificado su esencia. De una u otra manera han logrado seguir vivas sin vender su alma al diablo de la construcción de viviendas. Cuando eso puede verse en las cercanías tanto de grandes capitales, como Florencia, como de ciudades medias como Siena, sin duda es fruto de que algo se ha hecho de modo diferente a como lo hemos sufrido en España, donde no se ha librado nada medianamente cercano a en 100 kms a una ciudad, por pequeña que fuera esta.

Y esa armonía se palpa en la conservación del patrimonio, en forma de calles o edificios, que no ha sido necesario cambiar para facilitar el paso de coches. Es visible en los campos  agrícolas que casi actúan como huertos de las propias casas, mostrando así que lo que es una agricultura amable y nada intensiva. Ya sea esa agricultura, sus vinos o sus quesos, los restaurantes en los que degustarla, talleres de artesanos o de reparación (que no todo es cultura de usar y tirar) de tapicería, muebles o bicicletas, pequeños establecimientos donde alojarse, pequeños despachos de profesionales en las más variopintas ramas o microempresas para trabajos más manuales. De eso se vive en la Toscana.

No se ven pancartas reclamando una Autovía Ya amparándose en el argumento del crecimiento y el desarrollo económicos, algo que de ser verdad, haría que España estuviera a la cabeza de Europa. Aqui saben cual es su patrimonío de verdad, natural, cultural, social o económico, y saben que para disfrutarlo hay que aclimatarse a otra manera de vivir las cosas, más tranquila, en la que deleitarse. Saben que la Toscana no se disfruta desde dentro de un coche a 100 km/h. Te van a seducir las sensuales curvas hasta llegar a alguno de sus caseríos o pueblos por entre campos de cereales o viñas, saben que te van a conquistar cuando te tengan con los pies en el suelo, levantes la cabeza para mirar sus torres, afines el olfato para encontrar de donde viene el olor a pecorino o el gusto para encontrar el sabor afrutado de un Madre Terra ecológico. Saben que estarás rendido a su pies cuando te agaches a beber el agua fresca de alguna de sus fuentes o te sientes a degustar unos funghi porcini.

Comparar la Toscana con la Ítaca particular puede ser aventurado, sobre todo por la distancia, por lo que ¿habrá una Ítaca algo más cerca? Toca seguir en camino …

Written by Juanjo Amate

24 septiembre 2011 at 18:36

Apocalipsis (algo falla)

leave a comment »

Sí, con esa palabra acaban de calificar a la situación en Japón a cuatro dias del Terremoto acompañado de Tsunami.

Se tambalean las estructuras

pero todo se mantiene en pie ...

Yo no la había oido salvo en el cine, algun serie de zombis reciente o en los remotos años de práctica católica.

… recupero la cordura

después de perder la fe …

Y ha venido a ser un Comisario de la Unión Europea el que la califique como tal, a tenor de la incapacidad del gobierno de Tokio para controlar la situación (la misma Unión Europea que aún no se ha puesto de acuerdo sobre lo que hacer con la situación en Libia, consejos llevo pero para mi no tengo …)

¿donde está el secreto? algo falla y no se qué es

Sinceramente ¿cree firmemente la UE que ante un fenómeno de estas características (que los registros históricos ya nos dicen que no estamos exentos de él en Europa y concretamente en la Península Ibérica) seríamos capaces de controlar la situación? ¿sería entonces la UE tan rápida en intervenir y desarrollar protocolos de actuación, cuando día tras día vemos que hace gala de la agilidad de un diplodocus? Más bien me parece demagogia barata para disipar responsabilidades y hacernos mirar para otro lado.

Llegaron con banderas y uniformes

le dieron al problema una solución

sofocaron la revuelta repartiendo televisores …

Si ya el Capitalismo de Casino se había convertido en un jovencito Frankestein incapaz de someterse a los gobiernos y su democracia, es ahora la naturaleza la que nos vuelve a demostrar que somos incapaz de controlarlo todo con la tecnología. Y esta catastrofe ha hecho realidad la peor de nuestras pesadillas … lo que en tono irónico podría ser algo así:

E ironías del destino, han hecho falta los últimos acontecimientos para que dos grandes eventos deportivos relacionados con la velocidad, la Fórmula 1 y el GP de Motociclismo, vean suspendidas sus pruebas, algo no visto ante otros acontecimientos de igual magnitud.

… los dioses son los hombres, algo falla y no se que es

siguen flotando las preguntas,que nadie quiere responder

después de tanto tiempo, seguimos sin saber …

Lo más preocupante es que nuestra ceguera. Que sigamos a pies juntillas lo que nos dice Alemania en cuanto a reformas laborales, pero no copiemos sus medidas de urgencia sobre las centrales nucleares. Que los que enarbolaban el discurso PRO ahora callen, silben y miren para otro lado (algo que por otro lado también les va bien, pues al fin y al cabo, el negocio es el negocio, que explica Nacho Escolar).

escribe dos finales, uno malo y otro peor

se han fundido las bombillas, se ha quedado el libro a medio hacer

nos piden que saltemos y no hay paracaidas …

En definitiva, me preocupa que una vez más saquemos las conclusiones erróneas, que al final todo se quede en un mero si o no a la energía nuclear (cómo cada vez está derivando todo) para no entrar en otras cuestiones igualmente importantes y relacionadas con la cuestión, como nuestra vulnerabilidad, y la de nuestra economía, a los incontrolables (que son todos) fenómenos naturales y nuestra limitada y lenta capacidad de respuesta.

Algo falla mientras no acabemos de aprender.

Written by Juanjo Amate

15 marzo 2011 at 20:54