Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Archive for the ‘Lugares’ Category

Los pedales de la creatividad

leave a comment »

Con frecuencia me veo en la tesitura de explicar a alguien, para tratar de convencerle, de la importancia de ir cambiando pequeños gestos en nuestra vida diaria si queremos prácticar eso que denominamos sostenibilidad.

Cambiar no es fácil, y si hablamos de algo como la movilidad, uno de los símbolos clave de nuestra era, llegar a cualquier sitio por lejos que esté de la manera más rápida y  más cómoda pósible, cambiar paradigmas plenamente asumidos, como que lo más rápido es mejor, por otros, cómo que lo que menos recursos energéticos consume es lo ideal, se antoja difícil.

Pero no imposible, lo hay y por suerte cada vez parece que somos más, que creemos que informar es el primer paso para generar conocimiento y que de este vendrán los cambios de comportamiento, de ahí que pensemos que hay que generar debate en torno a la movilidad en nuestro entorno más cercano. Que fluya la información sea en el sentido que sea, que se conozca la realidad existente tanto aquí como en otros territorios, sólo así creemos que podemos iniciar el movimiendo hacia un modelo que nos satisfaga más a todos, como colectivo.

Quizás por eso hace unas semanas se lanzó DOBLE FILA, un portal que os invito a visitar para que descubráis de que va.

Pero más allá de esto, para algunos, yo me incluyo en ellos, muchas veces la creatividad nos llega encima de la bicicleta, dando pedales, o quizás demos pedales para lograr ese grado de distanciamiento de lo cotidiano necesario para que surjan nuevas ideas. Bicicleta y creatividad en este caso van de la mano, dando pedales coleccionamos kilometros, paisajes e ideas. Quizás por eso no podemos desvincular nuestros proyectos de las dos ruedas.

Por eso, cuando encuentras que en otros lugares ocurre algo similar, que las dos ruedas y el pedalier dan vueltas en el mismo sentido que en todos los lugares del mundo, pero para dar otros resultados, puede ser señal de que se va en la buena dirección, en la de la sostenibilidad, siempre que se persiga a pedales.

Written by Juanjo Amate

19 marzo 2012 at 12:56

Mitch y otros huracanes

leave a comment »

Como bien señalaba en el post del pasado viernes, se cumplen ahora 13 años del paso del devastador Huracan Mitch por Centroamérica, el cual es ampliamente recordado, además de por los efectos devastadores, por la gran ola de solidaridad que despertó en España, no en vano recuerdo que el verano de 1999 Joaquín Sabina inició su gira del disco 19 días y 500 noches en Huércal de Almería precisamente en un acto benefico a favor de las víctimas del Mitch.

Avatares y casualidades de la vida, sin haber tenido una relación más directa con Honduras ni Centroamérica, ni haber conocido mucho más sobre aquel suceso, aterricé en Honduras justo un 28 de Octubre, el día que se cumplían diez años del paso de Mitch, y ya desde el comienzo pude comprobar como la huella de mismo es algo muy patente aún en estos territorios.

De entrada una tormenta tropical (como fué en origen Mitch y como son tan habituales en estas fechas) hizo que desde el momento mismo en el que el avión entrase en terreno hondureño, comenzara a vivir en mis carnes la idiosincrasia patria y buena parte de las consecuencias del paso de aquel huracán. Mis primeras imágenes de Tegucigalpa son de la corta pista de aterrizaje de su aeropuerto cubierta de nubes, al igual que la lluvia y las nubes protagonizaron mi aterrizaje en San Pedro Sula y el posterior trayecto en coche hasta Tegucigalpa de noche, con zonas de carretera totalmente anegadas y la presa del Tablón desbordada por las lluvias, hasta llegar a Tegucigalpa, donde la lluvia hizo que durante casi un día no pudiera salir de El Hatillo debido a las caídas de árboles en la carretera.

Y serían las fechas o las circunstancias, pero fue entonces cuando me contaron y mucho sobre lo que supuso el Mitch para Honduras, otras muchas cosas las fui descubriendo a lo largo de los meses que estuve por allí.

Uno de los hechos que más me llamó la atención fue que en esa década se han elaborado numerosos planes, programas y muy diversos documentos sobre riesgos naturales, ordenación territorial, mitigación de catástrofes naturales, etc. Existe una información más que abundante, sin embargo anualmente se repiten los fenómenos de tormentas tropicales, incluso algún huracan y aún no ha habido temporada que se salde sin victimas, a pesar de toda esta planificación. ¿Por qué? Pues en mi opinión es vasta la información obtenida y elaborada, pero muy poco el conocimiento que ha sido generado como fruto de la misma. Vamos, que esa información no ha salido de los cajones, no se ha tratado de llevar a la práctica, no está interiorizada por parte de las autoridades, organizaciones y población en general, además de estar muy pobremente conectada entre sí. Creo que la gran carencia en este sentido ha sido la de que más que elaborar documentos, se debería haber creado conocimiento en torno la prevención, mitigación y gestión de desastres naturales, poner en práctica esto que viene a llamarse la Inteligencia Territorial para solucionar esta problemática.

El segundo de los hechos, que pude comprobar a través de mi trabajo como cooperante en Honduras, es lo que llamé “la institucionalización de la catástrofe“, entendiendo como tal el hecho de que lejos de buscar una efectiva prevención, mitigación o gestión, se me antojaba que los esfuerzos estaban dirigidos a lograr que cualquier catástrofe de tipo ambiental mínimamente asimilable a lo que fué el Mitch, sirviera para generar una nueva ola de solidaridad internacional similar a la que aquel despertó, y aprovechar la circunstancia para hacer caja. Percibí esta sensación no solo por el modo de abordarlas de las instituciones y gobiernos, sino por parte de ONG y agencias de cooperación internacional (que pensaban que sería la manera de prorrogar sus prebendas durante una temporada, a cambio de renunciar a estrategias y saltar de unos objetivos a otros muy diferentes según conviniera) y hasta sectores de la propia población. Análisis que después pude comprobar que coincidían con los que contenían obras como Honduras después del Mitch. Ecología política de un desastre de una editorial local.

Cabría pensar que algo ha cambiado, pero si lo ha hecho, puede que incluso sea a peor. Mi impresión es que la vulnerabilidad ambiental es aún mayor fruto de, entre otros muchos factores, las devastadoras políticas forestales y agrícolas que se han llevado a cabo, nada conscientes del escenario de la vulnerabilidad ante catástrofes naturales al que se enfrentan y su capacidad de mitigación de las mismas. Algo similar pasa con la institucionalidad del estado, se crearon organismos por doquier que sin embargo no cuentan con unas competencias claras y recursos suficientes, además de un marco legislativo bastante inadecuado (dudo que la extinta Ley General de Aguas de 1927 recogiera lo más mínimo sobre el papel de los recursos hídricos ante las catástrofes naturales) y así es difícil contar con una red de infraestructuras de transporte, energía y comunicaciones capaz de aguantar los periódicos envites de la naturaleza, no hay más que la fragilidad de algunas de las principales vías de comunicación, como la Carretera de Olancho. O puede que sea la actitud general, ese encomendarse a Dios, el iniciar hasta la más de las sesudas reuniones científicas con un rezo colectivo (al más puro estilo Tea Party, como bien cuenta Diego Fonseca en el flamante numero 4 de Orsai) lo que lejos de cambiar, quizás de ha agudizado. Mal vamos.

Se han cumplido ya trece años y apenas hace unos días nuevamente eran imágenes muy parecidas las que se asomaban a los televisores europeos, el escenario actual no es mucho más prometedor y la crisis climática amenaza con agravar estos fenómenos, pero como siempre, parte de los vulnerables que somos reside en nuestra capacidad de afrontar las amenazas, y puede que esa sea la mayor debilidad con la que se enfrenta Honduras, muy a pesar de años de solidaridad internacional en forma de cooperación. Quizás habría que haber empezado por ahí.

Written by Juanjo Amate

29 octubre 2011 at 16:10

Lo que da la tierra … (Toscana V)

leave a comment »

Otra de las señas de la Toscana es que hay pequeñas delicias gastronómicas que, al estar más cerca de la tierra como decíamos en otro post, posiblemente también lo están más a la mano, de ahí su abundancia.

Y no es sólo pasta, con sus Funghi Porcini o una pizza de casi cualquier ingrediente. Regada con una Birra Moretti de 600, volumen justo para no quedarse corta.

Es el pecorino, el queso de la zona, que bien puede pasar por un buen queso curado de la mejor zona de nuestra península. Es la cultura del aceite para regar las Bruschettas y el mimo al olivar.

Es una buena copa de vino del Chianti, ¿qué mejor nombre que Madre Terra para un buen vino blanco ecológico con su indicación geógrafica registrada? Y la viña como un elemento determinante del paisaje.

Es el trigo como pieza elemental de la cocina y como protagonista de las ondulantes colinas.

Es la maestría en sus postres, ya sea el Canolo traido de Sicilia, el onmipresente Tiramisú o una deliciosa Pannacotta. Pero también la maestría para hacer los helados más deliciosos que se puedan probar.Y todo ello acompañado del mejor cafe de Italia (que ya es decir) en la Taza de Oro, una cafetería son solera a apenas dos esquinas del Panteón de Agrippa (aunque ya hayamos saltado al Lazio).

Pero también es un aperitivo a media tarde en el Gargantúa mojado en un Tom Collins, bajar el nudo de la garganta de Siena con un Campari Soda o probar un Cuba Libre inolvidable al atardecer en una callejuela de Cortona.

Y ya que mana de la tierra y se mezcla con ella, que mejor que pasar la digestión en las aguas termales de Bagno Vignoni, rebozado al sol en barro blanco calizo.

Written by Juanjo Amate

10 octubre 2011 at 19:23

Armonía natural (Toscana III)

leave a comment »

Escaparnos a vivir al campo.

Los hay que sueñan/soñamos con eso y tratamos de ir orientando nuestra vida para que un día sea posible. Pero con frecuencia lo que parece utópico para algunos, los que ya lo han intentado lo señalan como casi heroíco, aunque los hay que pese a todo lo han conseguido. En unos casos es un mundo rural que casi agoniza falto de actividad y en otras son unas zonas rurales cuya identidad han sacrificado para tener algo de actividad. ¿Habrá termino medio?

Ese término medio fue una de las sensaciones que tuve en muchos de los pueblos de la Toscana, la de tener actividad, dinamismo sin haber sacrificado su esencia. De una u otra manera han logrado seguir vivas sin vender su alma al diablo de la construcción de viviendas. Cuando eso puede verse en las cercanías tanto de grandes capitales, como Florencia, como de ciudades medias como Siena, sin duda es fruto de que algo se ha hecho de modo diferente a como lo hemos sufrido en España, donde no se ha librado nada medianamente cercano a en 100 kms a una ciudad, por pequeña que fuera esta.

Y esa armonía se palpa en la conservación del patrimonio, en forma de calles o edificios, que no ha sido necesario cambiar para facilitar el paso de coches. Es visible en los campos  agrícolas que casi actúan como huertos de las propias casas, mostrando así que lo que es una agricultura amable y nada intensiva. Ya sea esa agricultura, sus vinos o sus quesos, los restaurantes en los que degustarla, talleres de artesanos o de reparación (que no todo es cultura de usar y tirar) de tapicería, muebles o bicicletas, pequeños establecimientos donde alojarse, pequeños despachos de profesionales en las más variopintas ramas o microempresas para trabajos más manuales. De eso se vive en la Toscana.

No se ven pancartas reclamando una Autovía Ya amparándose en el argumento del crecimiento y el desarrollo económicos, algo que de ser verdad, haría que España estuviera a la cabeza de Europa. Aqui saben cual es su patrimonío de verdad, natural, cultural, social o económico, y saben que para disfrutarlo hay que aclimatarse a otra manera de vivir las cosas, más tranquila, en la que deleitarse. Saben que la Toscana no se disfruta desde dentro de un coche a 100 km/h. Te van a seducir las sensuales curvas hasta llegar a alguno de sus caseríos o pueblos por entre campos de cereales o viñas, saben que te van a conquistar cuando te tengan con los pies en el suelo, levantes la cabeza para mirar sus torres, afines el olfato para encontrar de donde viene el olor a pecorino o el gusto para encontrar el sabor afrutado de un Madre Terra ecológico. Saben que estarás rendido a su pies cuando te agaches a beber el agua fresca de alguna de sus fuentes o te sientes a degustar unos funghi porcini.

Comparar la Toscana con la Ítaca particular puede ser aventurado, sobre todo por la distancia, por lo que ¿habrá una Ítaca algo más cerca? Toca seguir en camino …

Written by Juanjo Amate

24 septiembre 2011 at 18:36

NS/NC

leave a comment »

No Sabe o No Contesta. Eso es lo que dice la UE cuando la preguntan por lo que pasa en Libia. Esa es la respuesta ante las imágenes de fosas comunes, ante la prepotencia del Berlusconi libio (por lo del haren y el botox), un cobarde silencio, quizás el mismo que ante el Berlusconi italiano.

Silencio ante el vergonzoso discurso de Gaddafi, que esta noche Carlos Carnicero comparaba con el de los últimos momentos de Hitler (y ojalá que tenga el mismo desenlace) por mostrar la misma cobardía, por hablar igualmente de conspiraciones y de la traición de su pueblo. Realmente el parecido está ahi:

Quizás no quiere saber o no quiere contestar porque Italia sigue pesando como potencia colonizadora, al menos en lo que a relaciones comerciales en la venta de armas así lo es, según la base de datos del SIPRI (Stockholm Internacional Peace Research Institute)

Quizás no quiere o no puede contestar porque se avergüenza de no haber parado los pies a tiempo a Gadafi y su ostentosa a la vez que oscena trayectoria de los últimos años.  Por no haber visto las señales al tener los ojos cegados por el petroleo, era más fácil reirle las gracias, pero estaba claro que Gadafi dejó de lado hace años ya su postura antiimperialista y su militancia en el lado de los oprimidos para pasar a ser opresor, por no ver que Mr Hyde hace tiempo que enterró al Dr. Jeckyll.  ¿qué pensaran ahora los y las que hasta hace unas semanas lo ensalzaban y tenían en un pedestal, los y las que decían que les gustaría cenar una noche con él? Al menos espero que den las De nada, cuando reciban su justo agradecimiento, como dice Lluis Bassets.

Y ojo, silencio complice también el de la antaño atenta y correcta sociedad europea, la culta cuna de los derechos humanos, con una ciudadanía ahora ensimismada en sus crisis sin acertar a ver más allá de sus narices qué pasa en el mundo, con la capacidad de indignación cada vez más anestesiada.

¿hasta cuando? ¿cuantos muertos son necesarios en Libia para despertar tanta rabia como uno en España? ¿y cuanta opresión? ¿dejaremos que lleguen a recordarnos aquello de No digas que no te avisé?

Written by Juanjo Amate

23 febrero 2011 at 23:47

¿qué hay en el fondo?

leave a comment »

A priori el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) creado por el Gobierno Español para la cooperación internacional en estas materias, tiene como objetivos el apoyo a la gestión pública, integral y participativa del recurso hídrico y el apoyo a la institucionalidad del sector para reforzar una gestión transparente.

Visto así cabe pensar que, en consonancia con el apoyo que el estado español dio a la declaración del acceso al agua potable como un derecho humano el pasado mes de Julio, dicho fondo precisamente viene a reforzar la extensión de ese derecho en aquellos países con los que España tiene algun convenio de colaboración en materia de cooperación al desarrollo.

Pero nada más lejos de la realidad, visto el Comunicado elaborado por Ingenieros Sin Fronteras, grandes conocedores de la realidad del sector del agua potable en America Latina y el Caribe, el Fondo de Cooperación en Agua y Saneamiento para la región más bien está impulsando lo contrario, la privatización del acceso al agua potable y el lucro por parte de empresas transnacionales.

Tal es así que más que un programa de ayuda al desarrollo, el Fondo más bien parece una herramienta de apoyo a la implantación en la región de grandes grupos empresariales españoles, algo así como una de las contraprestaciones a cambio de los diferentes Acuerdos de Asociación que se firman y, en virtud de los cuales, luego pueden llegar a Europa cupos de frutas y hortalizas con unas ligeras “rebajas” de los estandares de calidad, ambientales y sociales (lo que sería una práctica de dumping en toda regla) que se aplican a la producción en Europa. Al margen de que los mecanismos de prestación de la ayuda lo que favorecen es el endeudamiento de estos paises con España, por tanto no se trata de una ayuda que prestamos, sino de prestamos que luego cobramos.

Conocido este informe y conocido parte del terreno, no choca por tanto esta imagen, del nucleo principal de los bolsones de Nahuaterique, en la frontera entre El Salvador y Honduras, donde pese a vivir en total unas 15000 personas, y después de más de diez años de presencia de una misión de la Unión Europea, no hay ni una fuente de abastecimiento público de agua. ¿qué hay entonces en el Fondo? ¿y para qué se utiliza?

Written by Juanjo Amate

22 febrero 2011 at 0:09

Otro 4-D para la historia

with one comment

Habrá cosas que recordar en torno a los 4-D.

Unas escritas en los libros de historia, otras en las Moleskine.

Hoy de nuevo se ha marcado un hito en la historia del estado Español, una muestra de que después de 33 años, nuestra democracia aún luce pañales, aún vive con los complejos de un adolescente, aún no se ha emancipado de la dictadura que la antecedió.

Hoy el espacio aereo español está bajo mando militar y se ha declarado el Estado de Alarma y se juzgará según el Codigo Penal Militar la desobediencia de unos civiles. ¿regreso a Tegucigalpa? ¿para cuando los toques de queda? ¿cuando se convoque la proxima huelga general?

No comparto que unos señores evaporen el espacio aereo español a su capricho, si consideran que se está dando una vulneración de sus derechos laborales aprobados por convenio (ojo, un convenio suscrito en 1999 ¿quien gobernaba entonces este país??) creo que hay maneras más civilizadas y educadas de hacerlo. Pero ni mucho menos creo que la intervención del ejercito (que ya va para 24 horas controlando los aeropuertos y no por ello han despegado aviones en este tiempo ni ha dejado de haber colas de afectados, por ello que lo considere sólo un gesto, pero un gesto que me transporta a otros tiempos que creía alejados) sea la solución a algo que se sabía y se puedo prever, porque este ha sido el motivo de que Zapatero no viajase a la Cumbre Iberoamericana. Si tan importante, y aqui lo vemos, es el buen funcionamiento del espacio aereo, la privatización del ente que lo gestiona, AENA, dudo que vaya a aportar nada para solucionar estos conflictos.

A pesar de todo esto, hoy 4 de Diciembre, hace 33 años que los andaluces, en la calle, pacíficamente y pese a ello pagando con la sangre y la vida de un civil, dimos un paso definitivo para conseguir la autonomía que nos hurtó el alzamiento militar de 1936.  Curioso que una fecha que conmemoraba eso, como una reivindicación popular lograba el reconocimiento de unos derechos, se vea ahora tapada por una involución en esos derechos fundamentales. Después de 33 años, no lo parece, es que vamos hacia atrás.

Y más efemérides, otro 4  de Diciembre, en Montreaux, ocurrió algo que dio lugar a esta canción:

¿conocías la historia?

Written by Juanjo Amate

4 diciembre 2010 at 19:17

Publicado en Lugares, Remiendos

Tagged with , , ,