Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Posts Tagged ‘energía

Nuestra huella en el agua

leave a comment »

He comenzado este 2012 tras las huellas del agua en Almería y repasando documentos y datos en torno a la movilidad y he aquí que fui a dar con un dato curioso. A menudo cuando nos referimos a los efectos ambientales y sociales del transporte aparece la Huella de Carbono como uno de los indicadores de referencia y muchas veces parece que más allá de emisiones de Gases de Efecto Invernadero y afecciones al territorio, los efectos suelen quedarse ahí.

Sin embargo dí con una publicación que hablada de las 10-Things – The energy water collision en especial un grafico dedicado al consumo de agua requerida para la producción de combustibles para el transporte y otra referida al consumo de agua necesaria para la generación de energía. Unos datos que ya tuve la ocasión de mostrar en la charla  Planificando la Movilidad en la que desgranaba los diez aspectos que creo que debe abordar un plan de movilidad urbana y en un intento de poner de manifiesto que a la hora de diseñar estrategias de movilidad hay que tener en cuenta otros efectos que pueden generarse, como en este caso es la huella hídrica.

Refiero esto porque a la luz de los datos, y desde la perspectiva de la huella hidrica, puede ser más eficiente el uso de combustibles fósiles, debido a que en su proceso de transformación se emplea menor cantidad de agua que en caso de biocombustibles o en la generación de electricidad en centrales térmicas o nucleares. Creo que son datos que requieren pararse a pensar, se habla de que los vehículos eléctricos pueden ser una alternativa válida para solucionar problemas como el agotamiento de las reservas de petroleo barato o la contaminación en las ciudades, pero dependiendo del origen de esa electricidad puede que tan sólo estemos trasladando el problema de lugar. Aparece aqui de nuevo la sombra de los NYMBY (Not in my back yard / No en mi patio trasero) que tantos ejemplos nos dejan en forma de impactos sociales y ambientales, el más reciente con la polémica sobre el ATC de Villar de Cañas.

Si seguimos abasteciendo nuestro consumo energético a partir de centrales térmicas y nucleares, la generalización del coche eléctrico en grandes ciudades, como Madrid, solo serviría para trasladar la boina de contaminación de esta ciudad hasta Carboneras o As Pontes, hacer necesario un nuevo ATC y por tanto crear otro NYMBY o bien disparar la huella hídrica en un territorio que no pasa por ser precisamente húmedo y peores perspectivas que tiene de confirmarse la elevación de la temperatura fruto del cambio climático. Si la reducción de la contaminación ambiental derivada del transporte se hace a través de biocombustibles, solo enviaremos más lejos el problema, a países en desarrollo de Africa o América del Sur, pero no los evitaremos.

Agua, transporte y efectos ambientales en paises en desarrollo

Queda patente de nuevo la necesidad de actuaciones en un amplio múmero de aspectos para poder corregir  problemas que vemos que se ramifican para tener amplios y muy numerosos efectos. Y hablando de transporte, vemos necesarias muchas transiciones, una transición hacia modelos de ciudad más cercanas, proximas y mejor conectadas.

Una transición hacia una movilidad que cada vez sea menos motorizada, especialmente en el interior de la ciudades.

Una transición hacia medios de transporte  más eficientes desde un punto de vista energético.

Una transición hacia una energía generada de una manera menos contaminante y más renovable y que tenga unos impactos sociales y ambientales, como el de la huella hídrica, cada vez menores.

Una transición …

Como también apunté en la presentación, nuestra condición de seres sociales hace que necesitemos desplazarnos para satisfacer las demandas de nuestras relaciones, sean de tipo afectivo o relacional, profesional, de ocio, … lo único que tenemos que aprender es a hacerlo de la mejor (desde un punto de vista social y ambiental) manera posible.


Vinculos agua, energía y movilidad

Be water my friend, múevete como el agua.

Written by Juanjo Amate

20 enero 2012 at 14:31

5 céntimos

with one comment

Si, esa cantidad de dinero, según los calculos que he hecho en base a mi factura media de luz en el mes de Febrero y teniendo en cuenta que fue casi una hora de apagón, es la que dejó de ingresar la compañía eléctrica fruto de mi acción reivindicativa del pasado martes.

Puede parecer una tontería, como tampoco será muy significativa la incidencia en el consumo de energía durante ese periodo. Ya sabemos que no podemos hablar de ahorro puesto que la energía se tuvo que producir de igual manera, pese a que no fuera consumida, aunque hubo posibilidad de hacer previsiones y anticipar un menor consumo y por tanto, las empresas generadoras de electricidad pudieron haber generado menos, ahorrando con ello costes, emisiones de gases de efecto invernadero y por supuesto consumo de combustibles fósiles y material radiactivo (que no olvidemos que son las principales fuentes de abastecimiento energético de nuestro estado).

Sin embargo con datos de demanda real prevista y estimada en la mano durante esa noche (tomados por ejemplo de la página de Jumanji Solar) vemos que la estimaciones de las compañías electricas se desviaron en torno a un 4’6 %  sobre el consumo real, cuando la noche anterior sólo lo hicieron un 1’4 % (si, pudo ser San Valentín y la iluminación a base de velas …).

De igual manera un 4% (o un 3 % más de lo habitual) puede parecer una cifra irrisoria, pero si esos cálculos nos llevan a la cifra de 1 millón de hogares que se sumaron a la iniciativa … la capacidad de movilización y el calado del mensaje es más que patente. Si además trasladamos esos datos a cifras económicas, seguro que el pellizquito que dejaron de ingresar las compañías electricas no es grande pero ahí está.

¿y ahora? Es lo que se debe preguntar la gran mayoría de los que secundaron el apagón, cuando hacer el próximo, me enteraré también a través de las redes sociales, volverán a sumarse las organizaciones de consumidores y alguna, muy pocas, fuerzas políticas.

Pues ahora creo que es el turno de la automovilización, de ser capaces de hacer lo mismo a cada momento, de usar de una vez la energía de una manera eficiente y racional, de gastar sólo aquella que se requiere y creo que sobre eso ya nos han dado muchos consejos e ideas en los últimos años.  Imagina un millón de hogares que gastan 5 céntimos menos de energía al día, 1’5 euros al més, 18 euros menos al año, 18 millones de euros menos para las compañias electricas.

¿cuando en la próxima entonces? Pues ahora.

Written by Juanjo Amate

17 febrero 2011 at 14:11

Publicado en Remiendos

Tagged with ,