Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Archive for diciembre 2012

¿Y si los negocios salvaran el planeta?

with one comment

Dicho así, pueda parecer que Adam Smith y el liberalismo económico fuesen  la única vía para salir de esta, nada más lejos de la realidad, pero si que es cierto que a su manera, el impulso a la actividad de ciertas empresas podría ayudar a que todo fuera mejor.

Lees una cosa, te interesa, la guardas para revisarla con calma y al final acaba acumulando polvo en una carpeta sobre una mesa o en algún estante. Así me ha pasado con esta entrevista, ni mucho menos de actualidad, pero el título me ha llamado la atención mientras revisada otros documentos y no me he resistido a leerla, se titula: “El negocio será más útil contra el cambio climático que la bondad”.  Y ahora si que puedo decir: no le falta razón.

Se trata de una entrevista a Ian McEwan en El Pais del 20 de Marzo de 2011 con motivo de su libro “Solar” donde aborda el transfondo de la lucha contra el cambio climático y cómo en numerosos casos se trata de un interés meramente económico, una causa más que interesada vamos, pero por el dinero no realmente por resolver un problema.

Sin embargo no comparto hasta el extremo lo que afirma, razones como esta: No son las buenas intenciones ni los santos quienes nos salvarán de la quema final, sino el egoísmo y las contrapartidas que las industrias y los países desarrollados puedan ver al negocio de las energías renovables y otras salidas jugosas. Las advertencias de los científicos han servido para la hora del gran mejunje final. Da lo mismo de donde venga la solución. El caso es que nos salvemos, cree McEwan

El comportamiento de las empresas no ha sido muy diferente en el pasado, sólo cambiaba el sector o “problema” al que dirigían o donde “pretendían ofrecer una solución“, por lo que tampoco se les puede dejar exentas de culpa de la situación actual, y que pareza que sólo puede resolver un problema quien ha participado en su origen no acaba de convencerme. Ni a mi ni creo que a algunos otros.

Quizás la trampa no sea en hacer negocio a la vez que se soluciona un problema, quizás sea la manera de establecer la prioridad, ¿que está antes, el negocio o el problema? Y puede que parte de la solución sea un modelo de empresa que cambie las prioridades.

Parece que el cambio ya esté en marcha, su eco y su onda expansiva si que pueden contribuir a salvar el planeta y si, haciendo negocios, pero otro tipo de negocios y sobre todo teniendo claras las prioridades.

Anuncios

Written by Juanjo Amate

26 diciembre 2012 at 21:51