Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Archive for agosto 2011

Al revés te lo digo para que me entiendas

leave a comment »

Hoy en el Congreso oía decir a Gaspar Llamazares eso de “Para lo que nos queda en convento …” y pensaba que iba a acabar la frase tal y como dicta el refranero castellano, pero no, la ha usado para pedir un ultimo acto de honradez y gallardía, ni más ni menos que devolver algo de soberanía a los votantes que allí han puesto a sus señorías y que la reforma constitucional sea votada en referendum. A la vista del resultado de la votación, una amplísima mayoría ha optado por seguir a rajatabla el refranero, de ahí lo mal que huele esto.

Y es que si depués de más de tres meses de peticiones de más democracia, el resultado es este … que lejos de aumentarla, precisamente en este escenario se apruebe la primera reforma constitucional importante en casi 33 años deprisa y sin urnas de por medio, a mi juicio solo tiene dos lecturas: o es un pulso de fuerza para demostrar a Moodys, S&P y demás mercaderes que la inmensa mayoría de la clase política española esta por encima de lo que piense la población y nos tienen domesticados, o bien es el ejemplo de aquel otro refrán tan castizo “Al revés te lo digo para que me entiendas”.

Y si encima todo esto lo aderezamos con perlas que se han oido como el hecho de que la petición de referendum hace “que el interés ciudadano se interponga al interés general” (en la SER de esta mañana) que digo yo que qué más habrá en esta sociedad aparte de ciudadanos, para que lo que estos piden vaya en contra del interés de lo restante. O igual es que no nos hemos enterado que tanta soberanía como los ciudadanos se le da ahora a entidades como los bancos, no en vano, y según explica Jordi Sevilla, por ejemplo las ingentes cantidades dedicadas a sus rescates no contabilizarían en el futuro para ese tan malvado déficit, por lo que se libran de que pudiera afectarles esta medida en caso de volver a necesitar al Papá Estado en caso de pasarse en sus juergas inversionistas.

Pero si algo me ha llamado la atención es la postura de los diputados de CIU, en una votación en la que más que sobre el contenido de la reforma en sí se habían de pronunciar sobre si compartían el modo de hacerla, con o sin referendum, van y deciden no votar. Eso me parece una burla, no ya a sus votantes, que se han quedado sin ver representada su opinion en esta trascendental votación, sino al conjunto de la ciudadanía, es un ejemplo de querer nadar y guardar la ropa, de estar “en el plato y en las tajadas”, en definitiva, de no mojarse y decir claramente qué quieren y como lo quieren, apostando sólo por la lógica de que pase lo que pase el 20-N, estarán en el bando ganador. Eso, cuando hay mucha gente reclamando en las calles más y mejor democracia, es un insulto. Es ocupar un espacio dentro de la democracia sólo para usarlo cuando conviene, quizás por eso, para poder mantener esa asquerosa postura, votaron junto con sus acompañante en ese menage a trois que nos tiene a todos jodidos por una reforma electoral que cerrará aún más las puertas a nuevas alternativas políticas, aunque algo se pueda hacer a través de Yo Avalo frente a esta nueva barrera.

No albergo muchas esperanzas, solo que de una vez esto despierte, se caigan las caretas (si, también las de Anonymous, que es de chiste que se use un producto que lucra a una multinacional para trasladar ese mensaje, pero debe ser una de las muchas ironias que acompañan a las revoluciones) y de una vez se cambie este bi-partidismo axfisiante, con sus palmeros invitados según la actuación, por una verdadera bi-partición entre los que están del lado de una democracía participativa, directa y radical, y los que sólo conciben la democracia como un mal menor con el que deben lidiar. Puede ser que cuando despierte más de uno llore diciendo Where is my mind?

Anuncios

Written by Juanjo Amate

30 agosto 2011 at 23:16

Vidrio, Cemento y Piedra (Glass, Concrete and Stone)

leave a comment »

Oi mencionar estas palabras como titulo de una canción en la introducción de un libro hace unas semanas y la recordé leyendo una entrevista a David Byrne hace unos días.

La entrevista es muy reveladora, podeis leerla aqui.

Habla de como se han deshumanizado nuestras ciudades, desde un enfoque urbanístico y de transporte, pero como todo ello ha condicionado nuestras relaciones sociales. También habla de la bicicleta como medio de transporte, herramienta para ver las ciudades desde otro enfoque y via de escape (quizás la escapada a la que hace referencia la canción que da nombre al post, también de David Byrne)

Pero esas palabras me llamaron la atención por lo vinculadas que creo que están a la histeria económica que vivimos estos dias.

El Cemento como origen de buena parte de la burbuja económica que tras estallar ha generado la crisis actual. Un cemento que fue objeto de inversión por igual en Estados Unidos, España o Irlanda y que sido el generador de buena parte de la deuda financiera de los bancos que ahora quieren cobrarse de forma inmediata recurriendo los intereses que paga los estados por la emisión de deuda pública. Cemento como reflejo de un sistema económico que se derrumba por falta de consistencia, de una matriz sólida en torno a la que endurecerse.

El Vidrio como metáfora de la transparencia, esa que estaba ausente cuando se originaba esta crisis, esa que ha faltado a la hora de decidir las medidas a tomar (un dia se hablaba del fin del capitalismo y ahora vemos que vive sus mejores días y cuenta con una salud de hierro a costa de los recursos públicos) y esa transparencia que se nos niega a la hora de saber como se calculan esas primas de riesgo, la calificación de la deuda de un estado o los valores de cotización en bolsa de las grandes corporaciones. Seguimos sin tener capacidad de decisión, no más allá de la salsa con la que seremos cocinados, pero eso si, nadie nos libra de las brasas (en palabras de Galeano).

Y Piedra, la que arde no solo por el calor de este verano, sino por los animos que la ocupan. La piedra de calles y plazas que se llenan de gente (cuando lo permiten, porque la General Motors cuenta con aliados a la hora de robar espacios a las personas …), que resuenan con murmullos, que piden con estruendo o con silencio un cambio.

La Piedra capaz de romper el vidrio y sin la que el cemento no tendrá consistencia, no será capaz de construir nada. ¿oiremos el crash?

Written by Juanjo Amate

8 agosto 2011 at 14:28