Remiendos para la brecha

Reflexiones de un ambientólogo (agua, decrecimiento, sociedad, sostenibilidad, …)

Posts Tagged ‘democracia

Afónicos

with one comment

Desde hace meses se rumiaba, en cualquier momento ocurriría pero no acababa de llegar. Se ha conocido esta misma mañana, han quitado Carne Cruda de la programación de Radio 3.

Si, con la que cae puede parecer una chorrada, un programa que nos ponía musica y discurso, que decía lo que algunos nos escuchaba oir y hacía que pudieramos sonreir de satisfacción o darle con el codo a quien tuvieramos al lado: ” Ves como tengo razón, en la radio lo comparten” pensabamos mientras tanto.

Pero más allá de eso, me gusta escuchar la radio y me gusta que encontrar a partes iguales música y discurso, y ambos los he encontrado en Carne Cruda desde hace meses. Mientras descargo los últimos programas, recuerdo algunos de los momentos que he disfrutado del programa.

Recuerdo a Alberto Arce, periodista ahora sufridor de mi conocida Tegucigalpa, hablando de como logró poder contar el combate de Misrata, quizás clave para la caida de Gadaffi, pero sobre todo el combate en el que lleva años enfrascado, ofrecer un periodismo etico y veraz.

Recuerdo al Sr. Perez y su club de jazz, los dos programas dedicados a la discografica de John Coltrane son para mi imprescindibles y me han acompañado, y me acompañan, en mis viajes en tren y bus.

Rosa María Calaf, Carlos Taibo o las diferentes iniciativas sobre decrecimiento, movilidad y un largo etcetera de programas, quizás el que colmara la gota fue el dedicado a figurar los dialogos de aquel encuentro entre Franco y Hitler, que escuche camino de Valencia a la entrevista para Socialnest.

Cultura entendida en su mayor expresión, entendiendo que debe ser comprometida con su tiempo y su escenario para intentar mejorarlos, quizás por eso ha sido victima de estos hipócritas recortes, que se perpretan en nombre de la economía cuando es la política y las ideas lo que está detrás.

Nunca me gustó Siglo XXI, no entendía el gusto de su director Tomas Fernando Flores y que fuese tal objeto de adoración un programa que no me llegaba, que pensaba hecho para adormilar y anestesiarnos pese a que hiciera gala de lo contrario. Hoy lo he confirmado, está hecho para eso. Nuevamente cuando lleguen las 12, en unos minutos, y termine Virginia Díaz, apagare la radio y pondré algún programa grabado de fondo, hoy otra vez será Carne Cruda.

Gracias a los miembros del programa por haber sabido agitar conciencias, por cubrir la afonía de muchos y encima hacerlo con ritmo y buen criterio musical. Gracias por todo lo que me habeis enseñado.

Pase lo que pase, peleemos para que no nos quiten La Voz.

Los conflictos del agua

with one comment

Retomamos.  De nuevo en el agua.

Ha sido un verano tal cual se anunciaba, las reservas han aguantado, quizás la merma de la actividad económica ha contribuido a una contracción del consumo de agua y de ahí que la situación no haya llegado a ser tan crítica como pudiera haber sido años atrás. También es probable que el trabajo de esos años haya mitigado los efectos, reduciendo pérdidas y aportando nuevos recursos, aunque ha sido un verano no extenso de noticias en torno al agotamiento de fuentes y acuíferos.

Puede que la perspectiva de un otoño que palie la escasez de lluvia nos haga hablar ahora de conflictos en torno al agua de una forma más relajada, como sabiendo que no serán la espita que desate una explosión. De ahí artículos como Agua y Conflicto de hace unos dias. En el se remite al siglo pasado el origen de los conflictos por el agua, algo que si bien es así en cuanto a conflicto por la propiedad de determinados derechos en torno al agua, puede no ser exacto si tenemos en cuenta que precisamente los conflictos en torno al manejo del agua fueron impulsores de la organización social de los primeros grandes grupos de humanos sedentarios. Sin embargo no comparto (aunque entiendo que vaya) la referencia a la desalación, creo que la gobernanza es el factor fundamental que puede proporcionar una adecuada gestión de los recursos hídricos y la satisfacción del acceso a la misma como derecho humano que entiendo que debe considerarse.

Precísamente sobre eso hice unas notas meses atrás, el papel del agua como factor vertebrador de las sociedades, donde se pone de manifiesto que es uno de los elementos que impulsó la organización política en las sociedades humanas. Os dejo el documento, y el enlace a otras entradas que abordan este mismo tema. Debe ser la participación social, junto con una institucionalidad adecuada las que proporcionen el marco de referencia en el que determinar que tipo de gestión es la idónea para cada sociedad, a tenor de aspectos como su estructura económica, medio en el que se ubica y tecnología y conocimientos de los que dispone.

Podemos extraer la conclusión de que la gestión del agua ha sido uno de los exponentes de desarrollo social y en un escenario de crisis como el actual no es para menos. Sin duda el cambio en los modelos de gobernanza que se avecina,  producto del derrumbe del sistema económico, cultural y politico – social, con una fuerte raiz en la crisis ambiental y en el manejo de los recursos, nos lleva a tener que explorar nuevas fórmulas, como se está haciendo en la Semana Mundial del Agua. Algunos ejemplos de la necesidad de otro modelo de gestión son los que precisamente pone de manifiesto el exito de formulas de concertación y participación entre administraciones, empresas y organizaciones no gubernamentales, tal y como se señala en este artículo de The Guardian.  Donde destaco un parrafo:

Compartir conocimiento técnico experto, financiación y conocimiento local dispara las oportunidades económicas y asegura un desarrollo más responsable y sostenible y la sostenibilidad a largo plazo de las empresas. Los enormes   problemas que genera la escasez de agua garantizan que hoy en dia ningún tipo de organización puede resolverlos por sí misma.

Dicho esto, queda claro que la creación de una nueva institucionalidad del agua, con una participación más amplia y que de cabida a todo tipo de entidades y movimientos sociales están o no organizados, puede ser la clave del exito de las políticas de manejo de los recursos hídricos y sobre todo, para el efectivo reconocimiento y la implantación del derecho humano al agua.

Lo contrario, es ir directos a un Desierto.

Written by Juanjo Amate

31 agosto 2012 at 9:41

Cuestión de Cantidad

leave a comment »

Nos recorre la indignación como una descarga eléctrica, pero se queda en eso, en un chispazo, en un relámpago, en un flash, antes de volver a nuestro letargo.

Primero nos acostumbraron a asimilar con naturalidad las grandes cifras. La cultura del más es mejor. El sindrome del nuevo rico, miedo no a perder lo logrado, sino a no seguir ganando más. Nos cambiaron el enfoque, díficil no estar satisfecho si estás en la primera división, si tu vida se asemeja cada vez más a la que se enseñan en la tele.

Después nos secuestraron el pensamiento, imposible encontrar argumentos en contra de su lógica. Todo funciona según dicta esa lógica, son los sacrificios que requiere el progreso, “nuestro progreso” travestido de crecimiento especulativo, gigante con pies de barro. El resultado nada tiene que ver con el esfuerzo, cambiaron el rango de méritos, vale más el parecer que el ser, vale más el de donde vienes que el qué sabes hacer.

Y ahora han logrado anestesiarnos el espíritu. El soma a base de banderas hace su efecto, y cuando este se pasa, un poco de doctrina de shock, para que abracemos con ansia la nueva dosis. Yo soy …, …, …, gritamos bajo sus efectos.

Y tu te paras y te preguntas ¿y yo que soy?

Yo soy de los de la otra orilla, de esa otra superpotencia que decía Saramago que es capaz de mover conciencias, derribar paradigmas, despertar a las masas y lograr los cambios. A veces se me olvida  que yo soy del 99%.

 

Written by Juanjo Amate

12 junio 2012 at 12:04

La lluvia fina

leave a comment »

Así más o menos ha sido la lluvia que ha caido en este invierno y la primavera, pero no se trata aquí de hablar de meteorología, aunque el simil me valga.

Y es que estamos acostumbrados a los chaparrones, a actuar en tromba, cuando la gota rebosa el vaso, pero claro, esos que nos lo ponen difícil se han aprendido la estrategia, basta con mojarnos gota a gota, de a poco, y es lo que están haciendo.

Por eso muchas veces nos resignamos, con la que cae y parece que no reaccionamos, han logrado empaparnos, que estemos ateridos de frio, que se nos pegue la ropa para que no nos movamos … pero parece que salió el sol y algo ha cambiado.

También como lluvia fina parece que cala el mensaje, es posible una alternativa, poco a poco afloran las alternativas desde todos los flancos, sea el económico, el político, el empresarial o el de la comunicación. Pero ahora nos empapamos de optimismo, de rebeldía, de ilusión, está se parece más a una lluvia de verano.

Que nos han secuestrado el lenguaje no es nada nuevo, gobiernos, banqueros y entes económicos cada dia, en complicidad con medios de comunicación,  inventan nuevas formas de nombras las injustas políticas de ajuste (vaya un oximoron) hasta el punto que puede que decidan que la RAE ya no tiene utilidad alguna vista su gran capacidad para reordenar (o ajustar, siguiendo su neolengua) nuestro léxico.

Pero cada día más parecia que también nos tenían secuestrada la capacidad de revolvernos, de soltarnos de la mano que nos oprime, parecíamos cada vez más un gato panza arriba.

Que esto sea una nube de primavera o consiga seguir calando más y más en la sociedad es el reto que se viene. Acostumbrados, como oia ayer, a vivir en una Cultura del Ranking, de ir a por lo más y mejor, pensar que hay que construir desde abajo, de manera compartida y que sólo la masa puede llegar lejos, no los indivíduos, es romper con muchos de los paradigmas sobre los que hemos creado nuestra sociedad actual.

Nos hicieron bajar la cabeza después de asentir, es hora de levantarla para mirar el horizonte, para tener bien altas las miras, para no perder de vista el cielo e imaginar el futuro que queremos, para que la lluvia nos moje la cara y nos mantenga soñando despiertos, para verles venir y que vean que, ahora si, les plantamos cara.

Written by Juanjo Amate

7 mayo 2012 at 13:14

Preferimos su Chovinismo

leave a comment »

Podríamos haber elegido el Salario Mínimo Interprofesional que disfrutan los franceses, de casi 1400 euros frente a nuestros 641.

Podríamos haber elegido su sistema de gobierno, la República, frente a nuestra impuesta y corrupta Monarquía.

NI hablar de apoyo a la ciencia, de medidas de conciliación laboral y familiar o del papel de la innovación y la investigación dentro de su modelo económico, cosas que también podríamos haber elegido.

No, hemos elegido el Chovinismo, el mostrar los orgullosos que estamos de ser … aunque seamos tontos. Hemos sacado a pasear nuestro orgullo nacional no para mejorar las graves desventajas que de nuestro estado,no, como siempre lo hemos hecho por lo único que se nos hincha la vena, por defender a determinados deportistas (curiosamente a aquellos que más cobran y mejores condiciones tributarias disfrutan, cuando tributan aquí claro). Es tal y como lo cuenta Nacho Escolar, que al final nos indignamos por la anécdota por el detalle cuasi anecdótico, cuando se han hinchado a hundir nuestra credibilidad y confianza ante los “todopoderosos mercados” ¿y no era recuperar esa confianza la prioridad y el motivo para tanto recorte en materia de derechos sociales?. Al final ellos mismos de delatan, pura mentira.

Y así les damos la razón, somos un pais de pandereta, una sociedad fiel reflejo de lo que sus medios de comunicación fomentan (el cotilleo, el deporte y una total falta de profundidad y didáctica en la información). Pais de Don Pimpón, país de Don Balón.

¿o será que al final nos han acabado moldeando tal y como querían?

Written by Juanjo Amate

10 febrero 2012 at 13:07

Confortablemente anonadados

leave a comment »

O mejor: Confortablemente gilipollas.

Debe ser que así nos pilla todo, cuando no es la perenne y cada vez más larga navidad, es la semana santa, uno de los catorce partidos del siglo de cada temporada o la vacaciones de verano. Pero nos la meten doblada.

Anoche veía el último programa de esta temporada de Salvados o volvia a tener la misma sensación, lo han logrado. Han logrado que nadie entienda que pasa, que pese a que haya quien lo cuente día tras día, al igual que la maldición de Cassandra, nadie les escuche.

No puede ser que estén pasando cosas tan trascendentes, que vivamos en una sociedad hiperconectada y con multitud de medios y plataformas para acceder a la información, pero apenas sepamos que pasa. Y fue Joaquín Estefanía el que me recordó algo que llevo meses diciendo, aunque en otro ámbito: que la abundancia de información no significa que haya el suficiente conocimiento. Discrepo con Joaquín Estefanía sobre que los medios nos lo estén proporcionando, los medios se limitan a dar, de una manera más o menos sesgada, información, pero pocos, muy pocos, se preocupan de que eso se traduzca en conocimiento. No basta con que te cuenten o te dejen leer algo, hay que entenderlo y sobre todo hay que aplicarlo, ver como se lleva eso a tu entorno cercano a tu vida diaria. Y eso no he visto que lo hagan, desde hace años, los medios de comunicación.

Por eso chapó para Jordi Evole por explicar en una lonja de pescado, y junto a un broker, cómo está funcionando la economía. Le invito a repetir la experiencia en una Alhondiga de Almería donde además de conocer la especulación que sufre el precio del pescado por parte del comprador, podrá seguir el rastro de pepinos, tomates y pimientos hasta Centroeuropa y ver a qué precio se venden en Alemania, en un simil completo de cómo Alemania compra también nuestra deuda a bajo precio para obtenerle beneficio.

Y mientras, seguimos adormecidos, sabedores de lo que está pasando pero incapaces de comprenderlo. Con ex-politicos (Señor Borrell) que pudieron hacer las leyes que ahora no se explican por qué no existen, con nuevos Presidentes que no dicen lo que van a hacer, sino sólo lo que creen que queremos oir, en una nueva muestra de la inmadurez que presuponen en los ciudadanos, a los que creen  incapaces de asumir la realidad de la situación.Puede que pase a la historia como aquel en el que se anunció el fin de los puentes en un estado que viene de uno de nueve días, pero es que por desgracia la historia la creamos la ciudadanía, poniendo de relieve que lo valoramos como importante.

Comienza una nueva era para nuestro estado … enhebremos agua e hilo, se avecinan remiendos.

Written by Juanjo Amate

19 diciembre 2011 at 14:07

Celebremos

leave a comment »

Salgamos mañana a la calle y celebremos

Celebremos rodeados del poder militar eso, que parece que nuestra democracia aún permanezca secuestrada por los herederos del alzamiento militar de 1936.

Celebremos que nos regimos por un documento que día que pasa se devalúa o la devalúan, pisoteando la soberanía popular que la forjó bajo los dictados de la soberanía económica en manos de volátiles mercados.

Celebremos que los derechos que contiene nuestra carta magna cotizan a la baja, se devalúan como si una Agencia de Calificación fuese poniéndoles periódicamente nota y constatara que cada día se respetan menos.

Celebremos que algunas de sus partes no son lo que parecen o se interpretan como lo que no son, la aconfesionalidad de nuestro estado, el papel de la monarquía o el valor de la voluntad popular quedaron escritos de una manera pero se materializan de otra bien distinta, dejando patente que por detrás todo quedó “atado y bien atado”.

Celebremos por celebrar, por inercia, de la misma manera que se hacen las cosas en este estado, sin que el 99% de la gente se pare a pensar y reflexione, sólo actúa cómo y porque toca, ya están otros para decirle lo que tiene que hacer y el lo acatará siempre que sea “lo que Dios manda”.

Celebremos para prepararnos para lo que viene.

Written by Juanjo Amate

5 diciembre 2011 at 21:55

Resaca del 20N (II)

leave a comment »

.. hemos superado la adicción,

hemos despertado del letargo

y nos limitamos a comer,lo que otros han guisado

y no se si estamos preparados para todo lo que vendrá … después

Al final llegó el punto de inflexión. Después de años y años de caidas, de afrontar los procesos electorales haciendo cábalas de hasta donde iba a ser el descalabro, se ha rectificado la trayectoria. ¿motivos? La caida de la careta de los apostoles del voto útil frente al voto comprometido, una tímida renovación de nombres y caras o una menos tímida renovación de procesos y programas y la firme voluntad, esta vez si, de ir sumando.

Pero no creo que se puede decir que ya haya frutos, apenas se ha logrado arar el campo (algo que venía siendo imposible) y ahora toca sembrar, cultivar y un largo y cuidadoso proceso hasta lograr recoger frutos. Sólo se ha logrado la confianza de más gente y eso no es un triunfo, sino una responsabilidad mayor. Antes eran muchos los que atendían a las propuestas y las seguían, ahora son más los que lo hacen además con el ojo crítico que supone haber depositado en ellas sus esperanzas, y viniendo de un desengaño, ese ojo crítico es más afilado y proclive a desencantos.

Empieza lo díficil, ejemplarizar y mostrar que otra manera de hacer las cosas es posible, que hay alternativas y ahora que han saltado de vivir en las plazas a tener espacio en los púlpitos, no solo no se descafeinan, sino que cobran aún más vigor y fuerza, se reivindican aún más. Muchas de las excusas que antes se ponían por suerte han visto evaporada su valor como coartadas, toca mostrar lo que somos, toca mostrar como somos.

Por mi parte me conjuro para no ser decepcionado, parto con una balanza en equilibro entre las ilusiones y la esperanza y el lastre de lo vivido, por una vez aquellas las aportan las altas esferas, lo más alejado: Madrid; y estas otras vienen de lo próximo, anhelando que esos cambios calen, como lluvia fina, hasta la árida Almería luego de chaparrones en Andalucía.

Written by Juanjo Amate

28 noviembre 2011 at 20:35

Publicado en Remiendos

Tagged with , , ,

¿Y si …?

with one comment

¿Y si mañana de las urnas saliera elegido un parlamento compuesto por las mujeres y hombres que necesitamos para solucionar la crisis social, ambiental, económica que sufre el estado español?

Un Congreso que eligiera a un gobierno decidido a que los derechos que recoge la Constitución no fuesen quimeras o utopías, sino realidades, y que no se pliegue ante otros intereses para rebajar estos derechos.

Un gobierno que tenga claro que estamos en un estado aconfesional y que por tanto la religión, de cualquiera de las confesiones existentes,  ha de estar separada del estado.

Un gobierno que considere que la sanidad y la educación son servicios públicos universales que bajo ningún concepto ni modelo han de estar en manos de privadas ni usarse como negocio.

Un gobierno que quiera crear empleo estable y de calidad, apostando por la mejora de la formación y productividad de los trabajadores y apoyando desde lo público la generación de nuevos yacimientos de empleo dentro de un modelo económico sostenible social y ambientalmente.

Un gobierno que no sea cobarde para plantarle cara a “los patriotas del IBEX 35”  y que les deje claro evadiendo impuestos a paraisos fiscales o a través de SICAVs es como no se arregla la situación actual, y por tanto, decida reformar la ley para eliminar esos subterfugios.

Un gobierno que entienda que fué elegido por muchos millones de ciudadanos y que por tanto ha de consultar con estos las decisiones más importantes, que no tenga miedo de hacer referendums, pués al fin y al cabo en ellos sólo se va a expresar la voz de la ciudadanía que es la verdadera depositaría de la soberanía de este estado.

Un gobierno donde la atención a los que dependen de otros para valerse y poder sobrellevar día a día dispnga de suficientes recursos, que no sea capaz de dejar a nadie tirado o deshauciado, que combata la exclusión social con la misma determinación que otros han tratado de combatir la desconfianza de los mercados.

Un gobierno que comprenda que 35 años de transición son suficientes y que es necesario pasar la página y cerrar el libro de una parte oscura de la historia de nuestro país, y ello supone finiquitar ciertas hipotecas que aún sufrimos y pagamos, como el sistema judicial, la monarquía, la ley electoral, el senado, etc.

Un gobierno que no considere ético que la desigualdad económica sea cada vez mayor y por eso elabore y aplique una política fiscal encaminada a reducir esa desigualdad. Que frente a la desconfianza de los mercados, desconfíe de los que priorizan el capital frente a las personas y se ponga del lado de estas últimas.

Un gobierno que apueste por la cultura como un bien público, universal y de calidad, y que por tanto use los recursos públicos para fomentarla y valore que nuestro patrimonio debe ser un tesoro a conservar y promover.

Un gobierno que abandere la igualdad y no se acobarde ni limete esta por motivos religiosos, de nacionalidad u origen geográfico o económicos.

Un gobierno que se declare pacifista y que lo demuestre con su política exteriorque no participe en guerras ni las apoye prestando nuestro territorio como base para acciones militares.

Un gobierno decidido a que trás su mandato el territorio español esté menos contaminado, mejor conservado y se haga un uso de los recuros naturales más racional y equilibrado, siendo estos uno de los ejes que sostengan un nuevo modelo económico más sostenible en lo social, económico, cultural y ambiental.

Un gobierno que crea en lo que hace, que no se quede en los gestos sino que llegue a las acciones, que mire a los ojos y con determinación explique que piensa hacer o en qué se ha equivocado, y con honestidad y sinceridad diga como va a trabajar codo con codo con la ciudadanía.

Un gobierno que …

¿Y si a partir de mañana pudieramos seguir completando esta lista y empezar a hacer la realidad? Sólo hay una cosa segura, quitando los votos emitidos por correo, mañana las urnas amanecerán vacías y seremos nosotros los que iremos llenándolas de papeletas. Papeletas que pueden ir impregnadas de resignación, incluso de asco o vergúenza, de miedo, de rencor y hasta venganza o pueden destilar rebeldía, ganas de cambiar esto, ganas de construir una sociedad a la medida de lo que queremos y de lo queremos dejarles a los que vendrán dentro de unos años.

¿Y si … (terminala tú)

Written by Juanjo Amate

19 noviembre 2011 at 12:44

La caducidad de la memoria

leave a comment »

Para el que no lo recuerde, hace nueve años, en estos momentos, un buque petrolero monocasco sufría una vía de agua frente a Finisterre. Era el Prestige y un cúmulo de circunstancias y decisiones políticas originaron la mayor catástrofe ambiental que ha vivido nuestro estado. Una catástrofe empeorada por la mala gestión de quienes quisieron esconder bajo la alfombra el buque alejándolo de la costa para que se convirtiera en un problema de índole internacional y sólo lograron que se rompiera más y que se esparciera más su contenido.Puede que aquella gran ola de solidaridad fuese un ejemplo de que el 15M no es algo nuevo y diferente, sino un sentimiento que se aletarga durante temporadas, pero que está ahí aunque sea latente.

Una catástrofe que negaron y minimizaron para no tener que actuar, para eludir responsabilidad, aquellos que ahora acusan al actual gobierno de haber empeorado la crisis económica actual por no haberla reconocido a tiempo ¿les suena?

Pues bien, debe ser que la memoria tiene fecha de caducidad y que nueve años han bastado para que aquellos irresponsables hayan regresado a primera línea política con mejores perspectivas de tener responsabilidades de gobierno que nunca.

Y eso que, visto lo ocurrido en Grecia y en Italia, el cambio de gobierno no servirá para nada, da igual que haya al frente del ejecutivo tecnócratas o políticos curtidos, los mercados seguirán voraces, igual poniendo al frente del ejecutivo a un ex-militar, como en Guatemala, la situación se torna más benévola.

Pero con estos antecedentes, el que escondió la cabeza y negó la mayor durante el Prestige, el que intentó mentir, se me antoja incapaz de poder plantar cara a la situación actual, ser honesto y sacarnos de esta, incapaz de dar la cara cuando se equivoque o vengan malas, incapaz de hacer lo correcto aunque no sea lo mejor para él y los suyos. Así que mal nos va a ir.

Esperemos que ese sentimiento de rebedía sea el que no caduque nunca, esa esperanza nos queda.

Written by Juanjo Amate

14 noviembre 2011 at 17:39